Contemplandote

Contemplar
sumergirse en esos ojos, tus ojos.
Dejarme vagar libremente de aquí a allá
navegando en esa mirada
tan familiar, tan tuya.

Cada vez que aparece
apenas puedo respirar.
Ese destello
ese “te amo” en tus ojos
ese soy tuya si estás ahí
si me amas, si me cuidas.

Cada vez que me deshago al mirarte
recordando
dejando que mi alma te ame
tan profundamente como siempre.

La vida, dicen, no es sino un caminar
muchas veces sin rumbo ni camino,
tropezando
cayendo para volverse a levantar
recorriendo un sendero de fango que no lleva a ningún lado.

En ese sendero tú eres la vida,
el olor a rosas del camino
la brisa fresca,
el  cantar de los pájaros
en ese sendero eres el sol que me ilumina.

Si me das la mano, si quieres venir conmigo
caminaremos juntos
hasta el final del camino.

Share This: